Sen onaren dekalogoa aulkian

P10108002-300x225Estoy seguro que con los comentarios y las opiniones que voy a emitir en este artículo no voy a descubrir la pólvora, posiblemente todos los consejos que voy a dar estén ya mas que inventados, pero creo que es conveniente que el entrenador reflexione cuando esté en el banquillo y que se use el mayor sentido común posible, ya que a veces por los nervios o por la tensión perdemos un poco los papeles, nos precipitamos y tomamos decisiones equivocadas que con toda seguridad con la mente fría no cometeríamos.

Este decálogo no está en ningún curso de entrenador ni en ningún tratado de psicología, pero si en la cabeza de quién ha estado dirigiendo partidos de baloncesto durante mas de 30 años y son consejos que a mí me han servido y creo que pueden ayudar a otros entrenadores.

 DECÁLOGO

1) Observar las miradas de los jugadores

Mirando las caras y especialmente fijándonos en la expresión de los ojos de los jugadores si somos observadores podemos extraer muchas conclusiones: estados de ánimo, nivel de concentración, estados de ansiedad, capacidad de respuesta, etc.

2) Paciencia, tranquilidad

Los nervios no llevan a ningún sitio, es cierto que el entrenador tiene que tomar decisiones rápidas, pero si está tranquilo será más coherente y equilibrado en las opciones elegidas. A veces no podemos sentar en el banquillo a los jugadores al menor fallo, hay que tener la paciencia necesaria para dejarle que entre en ritmo, que se asiente en el juego, etc.

3) Dar confianza, si te caes te puedes levantar

El jugador tiene que sentir en el campo que tiene la confianza de su entrenador. Debemos tener todos muy claro que el baloncesto es un juego de aciertos y errores, que el fallo forma parte del juego. Nos podemos equivocar, podemos errar, pero tenemos que saber siempre que aunque nos caigamos también tenemos la capacidad de levantarnos. La mejor manera de rectificar es siempre defender mejor (en esto nunca debemos de dejar de ser exigentes). Si fallas no te lamentes, defiende la siguiente jugada con mas intensidad.

4) Hablar poco, lo justo y adecuado

Los entrenadores en nuestro afán por corregir detalles damos demasiadas consignas a la vez y volvemos locos a los jugadores, “lo breve si bueno dos veces bueno”. No atiborremos de conceptos en los tiempos muertos a nuestros baloncestistas, el jugador está muy tensionado y es difícil que pueda captar demasiadas ideas a la vez. Como dice un viejo proverbio chino, “Cuando hablemos debemos procurar que nuestras palabras sean mejores que el silencio”

5) Controlar la euforia y los enojos

No nos dejemos dejar llevar por demasiado optimismo o euforia cuando las cosas nos rueden demasiado bien, no hagamos promesas que después no seamos capaces de hacer cumplir. Tampoco es bueno enojarse o enfadarse constantemente, mejor saber contar hasta diez en determinados momentos.

6) Poner en prácticas nuestras ideas, pero ser flexibles al mismo tiempo

El entrenador no debe tener nunca miedo a tomar decisiones equivocadas, si crees en algo debes ser fiel a ti mismo. Pero al mismo tiempo, si nos damos cuenta que hemos elegido un sendero inadecuado, podemos parar y enderezar el rumbo, no hay que ser obstinados si a la carretera no le vemos la salida. Cosas claras y objetivos concretos, no ser veletas en nuestras decisiones.

7) Ser justo con los jugadores

El jugador debes saber que el estar más minutos en la cancha no es un premio o un castigo, sino una consecuencia de un conjunto de factores (aptitud, actitud, disciplina, concentración, intensidad, etc.)

8) No pensar demasiado en anteriores partidos

Aunque hay que analizar los partidos, ver donde nos equivocamos y corregir errores, mirar el pasado es como correr tras el viento, cada partido es un mundo y no debemos obsesionarnos con lo anterior, el jugador debe sentir en su interior el poder de revertir la situación, la esperanza del cambio y de la mejora. No hay que dar demasiadas vueltas a lo ya pasado, usemos el pasado como un trampolín y no como un diván.

9) Que nadie tome las decisiones por ti

El entrenador es el máximo responsable, debemos tener personalidad, que nadie tome las decisiones por nosotros. Si nos equivocamos, moriremos con nuestros principios y con nuestras ideas, ya se encargará alguien de indicarnos si nos estrellamos por donde el carro no debía pasar. Eso sí, lo harán a posteriori y no a priori que es cuando nosotros tenemos que elegir las mejores opciones.

10) Ser conscientes que del éxito al fracaso hay una distancia muy corta

El entrenador debe tener muy en cuenta que de estar arriba a estar abajo hay un solo paso. Se pasa en muy poco tiempo de los sublime a lo ridículo, del aplauso al silbido, por ello debemos huir de los elogios, aunque eso sí tratar de merecerlos. La mejor manera de abandonar un banquillo es haya o no ganado tu equipo, es salir con la conciencia del deber cumplido.

Autor: Eduardo Burgos (Entrenador Superior de Baloncesto y Maestro Especialista en Educación Física. )

http://viveelbasket.blogspot.com.es/

Zelan biratu pilota atzamarraren gainean

como-girar-el-balónComo girar el balón sobre el dedo

 Sostén el balón sobre la parte baja de la palma de tu mano iz­quierda, medio centímetro por encima del dedo índice de tu ma­no derecha (invierte las manos si eres zurdo).

Usando un rápido movimiento de muñeca, haz girar el balón a medida que lo bajas sobre el índice rígido, en espera. Atrapa el balón en su caída bajan­do ligeramente el brazo al mo­mento del contacto, para amorti­guar (de lo contrario rebotará y caerá al suelo).Para mantener el balón girando, roza su parte baja con la mano libre, acelerán­dolo levemente sin que pierda el equili­brio sobre tu dedo.

basketball17

Hondartzako saskibaloia

basket-playaHondartzako saskibaloia, Periube Saskibaloi Elkarteko (São Paulo – Brasil), mutilen lehen taldekoen entrenamendu beharragatik sortu zen. Gimnasio bakar bat zutenez, Agustin Stin entrenatzaileak, bere mutilak hondartzara entrenatzera eramaten konpondu zuen arazoa.

Kanpoko entrenamendu bat bezala hasi zena, hobetzen eta aldatzen joan zen denborarekin hondartza-saskibaloia bihurtu arte. Hau 1997.urtean gertatu zen.

1998ko Urtarrilean, taldeak eginda  eta komunikabideen estaldurarekin gizonezkoen hondartza saskibaloiaren irteera lortu zen.1998ko maiatzaren  hamarrean emakumezkoena.

Kirol hau saskibaloitik ateratako kirol bat da aldaketa batzuekin baina arau berdinekin. Gainera jokoa inguruko ezaugarriei moldatu da eta arauak sinplifikatu egin dira, errazagoa izateko.

Hondartza saskibaloiaren ezaugarri batzuk:

  • Jolasgunea: 20×10 metroko laukizuzen bat da, eta zorua arezkoa da. Jaurtiketa librea sakoneko marratik 4 metrotara dago.
  • Saskia: 2,8 metroko altuera dauka.
  • Iraupena: 5 minutuko 6 aldiak dira, aldien artean minutu bateko atsedenaldia,3. eta 4. aldian izan ezik, 5 minutukoa izango delako.    Behar izanez gero 3 minutuko luzapena izango da.
  • Baloia: emakumezkoen txapelketetako baloi ofiziala.
  • Taldeak: gutxienez 8 jokalariko taldeak eta gehienezko kopururik ez. Talde bakoitzeko 5 jokalarik parte hartzen dute eta denak  oinutsik, akordu batera heldu ez-ezik.
  • Aurreratu: paseen bidez egin behar da eta ezin da baloia botatu. 3 pausu gehienez baloia eskuetan duzula.
  • Puntuaketa: saskiratze bakoitzak puntu 1 balio du jaurtiketa libreak izan ezik, 2 puntu balio dituela.

Kale saskibaloia

kale-sask.El baloncesto callejero es un deporte tradicional de las multicanchas de los barrios de   Estados Unidos. Constituye un fenómeno de la cultura urbana que se ha convertido en un  deporte juvenil en los barrios periféricos, donde la situación social brinda pocas oportunidades a los jóvenes, lo cual transforma a este deporte en un foco de identificación local.

Este tiene ciertas normas básicas: se juega con una sola canasta, los equipos están compuestos por 3 jugadores y 1 suplente, cada uno tiene un capitán. El juego se pacta a 15 puntos, con 2 de ventaja, la duración máxima de cada juego es de 10 minutos, y gana el equipo que convierte más puntos. Se trata de humillar al rival, divertirse y escuchar hip hop.

Fundamentos de los juegos de baloncesto callejero:

Uno de los factores que contribuye a formar un sentido de pertenencia entre los jóvenes, es el deporte del barrio o la calle. Por esto, este tipo de juegos contribuyen a mejorar las condiciones de vida de muchos jóvenes que de otra manera no conseguirían insertarse en las estructuras deportivas tradicionales, y esto ha motivado el lanzamiento de programas de desarrollo deportivo en Estados Unidos (con la Asociación de Baloncesto Callejero SBA) y otros países.

Estos programas reivindican el uso de los espacios públicos, incentivando a los jóvenes y niños para que practiquen deportes que no requieren mayor infraestructura.

Hay una premisa entre los jugadores de baloncesto callejero que dice que “los mejores jugadores salen de la calle”. Las condiciones están dadas, ya que muchos de estos jugadores poseen enorme talento, pero el inconveniente se plantea al pasar de la filosofía de la calle a las normativas de los equipos que están interesados en ellos, ya que muchos de estos talentosos jóvenes no se adaptan a seguir órdenes, colaborar con el equipo sin humillar, y suelen retornar a las calles. Afortunadamente existen las excepciones.

 La Asociación de Baloncesto Callejero:

La Asociación de Baloncesto Callejero es la primera liga profesional de este deporte, y fue designada para promover este estilo innovador. La SBA está radicada en Maryland, Estados Unidos.

Este deporte se practica en canchas de barrio, en las calles, donde se pueda. Es similar en sus reglas al baloncesto tradicional en cuanto a los movimientos, pero se juega acompañado por música y esto promueve los bailes y movimientos vistosos que realizan los jugadores.

Los integrantes de este equipo de la Asociación de Baloncesto Callejero deben recorrer el mundo para mostrar sus habilidades. La principal motivación de los jugadores es la escasez de reglas de este deporte y la oportunidad de compartir con más gente.

La SBA ha perfeccionado el show combinando emociones con movimientos espectaculares y música.

todobask

Gelditu eta jaurti: ahaztutako oinarria

62Muchos jugadores jóvenes o tiran desde la línea de 6.25 o penetran siempre hasta bajo canasta. Parece que no exista término medio. La opción de jugar un 1c1, penetrar y parar-tirar antes de llegar bajo canasta no es en realidad un fundamento, sino un conjunto de fundamentos dentro de una situación táctica. Qué ventajas podemos obtener:

  • Tengo la iniciativa, tiro donde yo quiero en un recorrido aproximado de 7 metros. Si llego bajo aro sin haber tirado, el defensor ya sabe que únicamente puedo tirar.
  • Puedo tirar incluso con mi defensor encima (si no hay mucha diferencia de altura).
  • Evito faltas personales y tirar desequilibrado, aunque sea un jugador con buenas cualidades físicas.
  • Consigo  tirar  con  el  propio  defensor  desequilibrado  (in  your  face).  Es  muy interesante de cara a futuras acciones ofensivas.
  • En la acción penetrar-parar-tirar evito, me anticipo o castigo las ayudas de otros defensores.
  • Es una acción fácilmente entrenable – auto entrenamiento – (ver primera parte del vídeo) y cuando se consigue dominar con una buena velocidad es muy efectiva.

Veamos algunas situaciones de juego real (Vídeo 2ª parte)   http://www.probasket.es/Doc_Tec/Parar_Tirar.mov

En las situaciones 1 y 2 tenemos a dos jugadores “grandes” que superan a su defensor y penetran por la zona para parar y tirar al estar ocupado el centro de la misma.

En la situación 3 el jugador que recibe un bloqueo directo, después del cambio del defensor, ataca el centro de la zona y para y tira al estar, como en las situaciones anteriores, ocupada la zona del aro.

En la situación 4 el jugador con balón para y tira con su defensor encima, sorprendiéndole en su recorrido de penetración al parar de improviso.

En la situación 5 el atacante penetra, dejando a su defensor atrás, y para y tira evitando cualquier posible ayuda.

En la situación 6 buen movimiento individual del nº14 que rompe a su defensor y para y tira anticipándose a la ayuda del defensor del poste bajo que defendía por delante. En la situación 7 el jugador que recibe el balón se anticipa a su defensor

PROBASKET

Jaurtiketa

CARACTERÍSTICAS DEL TIRO, SUS PRINCIPALES DEFECTOS Y MÉTODOS O FORMAS DE CORREGIRLO.

Fidel Umpiérrez Alemán

El principal objetivo del baloncesto es anotar y que el rival no enceste, por ello el tiro se convierte en uno de los principales fundamentos a entrenar desde edades tempranas. En ocasiones, los entrenadores de formación (incluido yo) dedicamos demasiado tiempo a entrenar el tiro con niños preminisbasket o minibasket, intentamos explicar de forma muy analítica el gesto técnico para que el niño tire lo mejor posible. En ocasiones, conseguimos que algunos de ellos se conviertan en auténticos tiradores, claro el problema viene cuando el niño pasa de ser mini a infantil, todo su mundo ha cambiado, ha pasado de ser el gran tirador de su equipo a uno más en el mismo, prácticamente no toca ni aro y meter un triple se convierte en una odisea, llegar al mismo exige un esfuerzo tremendo que por su condición física es imposible sin modificar su tiro y es en este punto donde los jugadores comienzan adquirir malos hábitos que, a largo plazo afectan a su mecánica y por tanto en muchas ocasiones a su eficiencia. Si conseguimos que nuestros jugadores tengan gran acierto mejoraran su amenaza de tiro, lo que generará mayor cercanía de los defensores y, por tanto una mejor disposición de espacios tanto individuales como colectivos.

Por todo ello y por la inquietud que este tema genera en mí en he sentido la necesidad de realizar un artículo a modo de compendio que recoja toda la información (o por lo menos más interesante) sobre defectos principales en el tiro y formas de corregirlo.

Características generales

El agarre previo al tiro destaca la importancia de mantener los dedos separados y extendidos, de apoyar el balón sobre la superficie adecuada de la mano (no apoyarlo nunca sobre el talón de la mano) y que el agarre sea fuerte. Si en el momento de recibir el balón para tirar (tras el último pase o bote) el balón llega a las manos con fuerza, las yemas de los dedos dispondrán de sensaciones más claras y mejorará el control del balón (clave para un buen tiro).

El tiro se hace siempre con una mano (salvo en situaciones especiales) por lo que el agarre previo normalmente será siempre asimétrico. La otra mano acompaña colaborando a la sujeción y protección del balón, pero no participa nunca en el lanzamiento. El tiro siempre se debe realizar usando la mano dominante, salvo en los tiros debajo del aro, en los que se utiliza la mano más adecuada según la presión defensiva en cada caso, ya que en esos tiros no es tan difícil la precisión y si muy alta la presión defensiva.

La velocidad de ejecución sin pérdida de precisión será una de las características de los buenos tiradores, pero mejorarla será un proceso lento y progresivo, en el que se empieza enfatizando primero en la buena ejecución y luego en la precisión. Con la evolución física, técnica y psicológica del jugador en los años de práctica y tras mucha dedicación se puede llegar a una ejecución rápida a la vez que eficaz.

Ejecución técnica

1) Los pies: una buena colocación de los pies proporcionará el equilibrio y la coordinación imprescindibles para un lanzamiento preciso. Deben estar separados aproximadamente hasta la anchura de los hombros (primando la comodidad del jugador para afinar en la separación exacta).

2) El peso del jugador estará repartido entre ambos pies, principalmente sobre sus dos tercios anteriores (no clavar los talones).

3) El pie de la mano de lanzamiento se coloca ligeramente más adelantado que el otro (tomando como referencia orientativa el que no llegue el talón del pie adelantado a rebasar la línea de la punta del pie retrasado). Esta colocación de los pies permite que se utilicen como contrapeso para el equilibrio y facilita la extensión del cuerpo, dirigiendo todo el impulso hacia el brazo lanzador.

4) Las puntas de los pies no deben abrirse ni cerrarse exageradamente para no repartir la fuerza de lanzamiento en direcciones diferentes. Deben tender a apuntar hacia el aro, especialmente la del pie adelantado, colocándose el otro más hacia afuera de forma natural y relajada. Cerrar mucho la punta del pie adelantado o adelantarlo en exceso producirá un movimiento de rotación del cuerpo al saltar, que desequilibrará la posición y repartirá la fuerza del lanzamiento en direcciones contrarias a la deseada, por lo que perderemos precisión en el tiro.

5) Las rodillas: siempre flexionadas, incluso antes de recibir el balón, pero sin exagerar la flexión (formando un ángulo de aproximadamente 120º). Debemos tener en cuenta que una mayor flexión proporcionará más impulso pero menos velocidad de ejecución y menos protección del tiro, por lo que será más fácil de defender. El jugador graduará su flexión de rodillas en función de su fuerza en relación con la distancia desde la que tire.

6) La cadera: se inclinará mínimamente la espalda hacia adelante, lo justo para equilibrar la posición. En caso de requerir mayor impulso se buscará una mayor flexión de piernas, no en un balanceo de los hombros adelante y atrás o una torsión de tronco.

7) Tronco: la espalda se mantiene siempre erecta y el tronco, siguiendo la ligera rotación de la cadera, puede llevar a adelantar mínimamente el hombro de la mano de lanzamiento de forma natural, pero manteniéndose de frente a la canasta evitando colocarse lateralmente.

8) Los brazos: partiendo del agarre simétrico, se coloca el codo por dentro de la línea de los hombros, para que empuje el balón inmediatamente por debajo, y lo suba verticalmente por la línea del hombro de la mano que lanza hasta una altura aproximada de la frente. De esta forma, todas las articulaciones de ese brazo tienden a formar un ángulo de 90º: el hombro, el codo y la muñeca hacia atrás (los dedos apuntan hacia atrás, no hacia arriba y el pulgar hacia la cara del jugador). El codo se mantiene debajo del balón y perpendicular al suelo, y no abierto por fuera de la anchura de los hombros.

9) La mano auxiliar mantiene el agarre asimétrico de forma que sus dedos apunten hacia arriba y nunca hacia atrás, salvo el pulgar que apuntará hacia la cara del sujeto.

10) La cabeza: la posición de la cabeza es de gran influencia en la precisión del tiro al colaborar definitivamente en el mantenimiento del equilibrio y la adecuada visión del objetivo al cual se apunta para tirar: el aro.

11) Debe mantenerse relajada y erguida, sin efectuar ningún movimiento, ni lateral ni de extensión, y muy especialmente no debe echarse hacia atrás (sobre todo en el último momento del lanzamiento). Esto es un error muy frecuente, que puede depender muchas veces de una mala colocación inicial, de un impulso horizontal en vez de vertical o de la mirada del jugador que sigue la trayectoria del balón en vez de centrarse en el aro. El tirador debe concentrarse en el aro (su mirada) desde el momento en que inicia los primeros gestos conducentes al lanzamiento y no apartarla de él hasta que el balón alcance su objetivo. No debemos seguir la trayectoria del tiro con la mirada, sino verlo de forma marginal. Hay que concentrarse en el blanco al que se lanza y no en el objeto que se lanza (el balón).

El momento del tiro

Una vez descrita la colocación del jugador de forma analítica trataremos ahora los detalles del lanzamiento en sí.1.

El movimiento del balón debe ser vertical, de abajo arriba, nunca de atrás adelante o lateralmente. El codo empuja al balón verticalmente desde abajo para que este salga de la mano hacia arriba describiendo una trayectoria arqueada y nunca recta. La muñeca y los dedos serán los encargados de dirigir ese impulso hacia el aro mediante su flexión completa.

Sólo con esto eliminamos la mayoría de los defectos de los jugadores jóvenes, que para buscar la fuerza que no tienen (sobre todo y como ya comentamos al inicio, al pasar de categoría mini a infantil y tener que sufrir el cambio de canasta y balón) recurren a empujar con la espalda desde atrás, a saltar hacia delante o a rotar el tronco girando el hombro de tiro hacia dentro. La fuerza extra para los más jóvenes se saca de una mayor flexión de rodillas y de empezar el lanzamiento desde una colocación más baja del balón, incluso por debajo del pecho. Y a medida que su evolución física se lo permita ya irán levantando el balón en la posición de tiro.

Ejecución técnica

-Rodillas y caderas: extensión completa sin llegar a arquear el cuerpo hacia atrás.

-El hombro del brazo que lanza, que se extiende levantando el codo hasta que llegue a apuntar al aro.

-El codo del brazo que lanza que se extenderá completamente.2

-El golpe de muñeca, una flexión palmar de 180º de la muñeca de la mano que lanza, desde atrás totalmente hacia delante de forma enérgica.

-La flexión de los dedos hacia abajo y el tacto de la yema de los dedos del cual dependerá la dirección del tiro.

Ese juego de extensión de todas las palancas propulsoras del cuerpo debe concentrarse en un mismo plano vertical: el plano imaginario que uniría el pie adelantado, su rodilla y el hombro de lanzamiento con la vertical del aro, siguiendo el brazo hasta el codo, y que subiría desde el codo hasta la muñeca y cortaría el balón por el dedo central en dos mitades exactas. Con todo esto el impulso se aprovecharía en una única dirección, la del aro.3

-La mano auxiliar sigue la extensión hasta arriba de forma natural hasta abandonar el contacto del balón suavemente, sin impulsarlo. El codo de ese brazo auxiliar a diferencia del de lanzamiento, no se llega a estirar completamente.

Una vez el balón deja la mano, es importante dar continuidad al movimiento para evitar movimientos bruscos o gestos correctores de última hora que afecten a la precisión del tiro:

-Ambos brazos momentáneamente arriba, con las manos a una altura por encima de la cabeza (más alta la mano con la tiro que la auxiliar). Será importante corregir errores muy frecuentes como por ejemplo retirar bruscamente el brazo auxiliar, llevar el mismo hacia abajo o hacia afuera, todos ellos gestos desestabilizadores del movimiento del tiro.4

-El brazo que lanzó se mantiene en el plano imaginario del lanzamiento (no cruzándolo por delante del cuerpo o llevándolo hacia afuera) con el codo totalmente estirado, la muñeca totalmente doblada y los dedos ligeramente flexionados hacia abajo.

-La mirada clavada en el aro hasta ver llegar el balón.

-Tras el tiro y siempre que no sea un tiro libre se deberá caer con los dos pies en el mismo espacio desde que se impulsó el salto (salto vertical).

Proceso

En primer lugar, para ser buenos tiradores no sólo será necesario cuidar el gesto técnico, además deberemos ser repetitivos, entrenar mucho y practicar con frecuencia. Con esto conseguiremos automatizar la mecánica de tiro y además de encestar más tiraremos bien.

Debemos ir de lo más sencillo a lo más complicado. Empezaremos tirando casi debajo del aro con un solo brazo de forma directa y rebotando en el tablero. No debemos sacrificar una buena mecánica por meterla desde más lejos, recuerda que estamos intentando corregir el tiro y si lo hacemos mal adquiriremos malos hábitos que serán difíciles de subsanar en el futuro.

Haremos primero este ejercicio sin usa el tren inferior, por tanto es prohibido flexionarse.

Progresivamente nos iremos alejando pero siempre cuidando la mecánica y por supuesto la verticalidad. Cada vez al jugador le será más complicado no usar el tren inferior por lo que se le permitirá exclusivamente levantar los talones y tirar sobre la punta de los pies. Es en este momento cuando debemos tener en cuenta la colocación de los pies (pierna de mano de tiro más adelantada y pierna de mano auxiliar un poco más retrasada sin sobrepasar la línea entre el talón y la punta del pie.5

A continuación podrán usar el tren inferior y flexionarse completamente pero no tirarán saltando sino levando solo los talones. Ahora, además de los pies, debemos tener en cuenta la flexión de las rodillas, cadera, tronco etc.

Luego les permitiremos saltar, pero el tiro seguirá siendo con un solo brazo y cuando la línea de verticalidad. Además debemos tener en cuenta que el jugador no pierda la verticalidad en el salto y caiga en el mismo lugar desde el que se impulsó para lanzar.

Finalmente permitiremos usar el brazo auxiliar para tirar y realizar el movimiento del tiro al completo. En casa de jugadores muy pequeños o de un físico inferior al de sus compañeros, permitiremos a este bajar el codo metiéndolo en la cadera hasta que éste se encuentra con una fuerza óptima para realizar el lanzamiento. Cuidar le flexión palmar, que no se impulse con el hombro y gire el tronco ya que son detalles que se suelen ver afectados al permitir esto a los jugadores.

Otros métodos

Visionado de video

Grabar al jugador tirando e inmediatamente enseñárselo es el feedback más rápido e inmediato ya que puede ayudar al jugador a darse cuenta de sus defectos. Visionado de tiro y trabajo con sobrepeso (Alfred Julbe).

Tomamos unos ocho o diez cortes de vídeo frontales, otros desde el lateral y otros desde atrás.

Procuramos obtener todo el cuerpo pero a la vez la mayor cercanía posible pasando a planos de medio cuerpo que también ayudan.

En el visionado nos ayudará la pausa, la foto-fija y también la cámara lenta si se puede, pero sobre todo la paciencia, el método que intentaremos desarrollar y no dispersarse.

Hemos de encontrar una distancia de tiro suficiente en la que el jugador necesite de la fuerza de las piernas para que afloren los defectos. Esta distancia de tiro en la que grabaremos al jugador esté, más o menos, medio paso más cerca del aro de lo que llamaremos shoting range o frontera de tiro. Esta la distancia en la cual el tiro del jugador no se distorsiona (si está mínimamente consolidado, incluso en sus defectos) y a partir de la cual el jugador empieza a distorsionar usando fuerzas extrañas.

La frontera de tiro es el concepto que más se mejora con el uso del balón con sobrepeso y sobre todo a nivel profesional tras alargar más la distancia del triple. Usamos un balón con un 27% más de peso, este es un método usado por Alfred Julbe (ex entrenador ACB) para la mejora del tiro exterior de jugadores para los que ha trabajado.

Principales defectos a detectar en el visionado de vídeo:

– Posición de los pies. Hemos de detectar defectos, no pequeñas particularidades. Los pies estarán abiertos tanto como algo menos que la anchura de los hombros. Ha ido ganando adeptos y es mayoritaria la posición de ligero avance del pie de la mano directora aunque Margall sigue defendiendo los pies a la misma altura, sin ningún avance, y no es una opinión desdeñable. Nos fijaremos en diferencias de fuerza entre un pie y otro en todo lo que se escape de una lógica motriz.

– Agarre del balón. Debemos observar si el balón está bien centrado en la mano directora.

Observad si el balón reposa inadecuadamente en la palma. Observad si la mano de apoyo y especialmente el pulgar de esa mano intervienen en la fuerza del tiro. El latigazo del pulgar de la mano de apoyo es uno de los defectos más comunes y acostumbra a desplazar hacia el lateral del balón a la mano directora en su agarre.

– Línea de recorrido del balón. Debemos observar si el balón permanece en la línea que marca el pie y el hombro de la mano directora. Observad recorridos extraños del balón y, especialmente, el defecto de bajarlo hasta el pubis al flexionar las piernas, defecto muy común incluso en alto nivel de tiradores que les niega la posibilidad de tirar con alguien cerca.

– Sincronización del tiro. El concepto abarca un poco todo. Debemos observar la conexión entre la parte de abajo del cuerpo y la parte de arriba, la inercia. La solución va muy asociada a las paradas y al juego de pies. Pero aquí tocamos el tema de los defectos, por tanto, observad y anotad movimientos superfluos. Dentro de este grupo de defectos, pero en el mismo tema, el subgrupo de los que tiran en el recorrido de bajada del salto. Todos los jugadores tiran algún tiro en el recorrido de bajada, tiros que quedan cortos, si son uno de cada diez o doce, no es defecto específico del jugador.

– Movimientos superfluos. Aunque hablo de ello en el grupo anterior hemos de ser conscientes de que, en la búsqueda de fuerza extra en las edades jóvenes, el jugador es capaz de dar golpes con la espalda, con el cuello, con pequeñas torsiones que hemos de detectar y conocer contando con que muchas de ellas no son regulares o constantes como defecto.

– Punto de salida del tiro. Es el aspecto que cuesta más de definir con palabras. Se ha ido consolidando el tiro que sale desde justo encima del hombro. Los defectos estarían en los dos campos extremos: por un lado, los tiros que salen desde la altura del hombro con el brazo y el antebrazo casi pegados y, por el otro lado, los tiros que saldrían casi desde detrás de la cabeza. Una referencia orientativa de un buen punto de salida del tiro sería que el brazo (no el antebrazo) estuviera en una línea cercana a una paralela al suelo.

– Flexión de la muñeca. Al ser el tiro un movimiento continuo es difícil de detectar la ausencia de flexión de la muñeca o una flexión deficiente. Cuesta de detectar y ayuda la foto-fija y la visión en cámara lenta. También existe la opción de grabar en primer plano esa flexión. Es un defecto muy común y también difícil de cambiar por la falta de fuerza en el antebrazo (de los extensores de los dedos). Poca flexión sería la que acerque el reverso de la mano a una línea recta o de poco ángulo con el brazo y tendríamos mejor flexión cuando acercamos ese reverso de la mano a los casi 90º con el antebrazo.

– Terminación. Aspecto al que dan más importancia algunas escuelas de tiradores que no son tan normativas en los otros temas. Sería defecto en la terminación del tiro todo lo que no termine en ángulo cero en la articulación del codo. Es muy común la terminación sin completar, con un pequeño ángulo en la articulación del codo y también que se produzca como un rebote (se termina completo pero con un efecto rebote como tras disparar un arma). Diferente es el ángulo de terminación de la articulación de la muñeca: deberá llegar casi hasta los noventa grados respecto a la línea del antebrazo y hacia el suelo. Es muy común y debemos señalar como defecto toda terminación acabando el gesto hacia cualquiera de los lados y también se produce a veces un efecto rebote defectuoso.

– Rotación del balón. Debemos fijarnos en que la rotación del balón sea sobre sí mismo y en sentido inverso al recorrido del balón. Es muy probable que tengamos defecto en la rotación del balón: que no la haya o que sea deficiente.

– Arco. La buena mecánica de tiro influye en dos aspectos: la línea de tiro y el arco o recorrido de la parábola y, por tanto, dependiendo del ángulo de penetración al encontrarse el balón con la canasta, la probabilidad de encestar será más alta. Con un arco bajo, el recorrido del tiro es más corto y es un defecto muy común que forma parte del proceso de cambio de la mayoría de tiradores.

@coachgc2014

www.fibgrancanaria.com

Bibliografía.

Artículos sobre el tiro de Antonio de Torres Moreno.

Artículo CES 2011 Alfred Julbe mejora del tiro.

Monográfico tiro, Gabriel Alemnay.